finales inspiring games aon.jpg

Metro de Madrid ganador de la 2ª edición de los Inspiring Games by AON

Banco Sabadell, BBVA e Hijos de Rivera entre otros, también se llevaron otros galardones por hacerse con el primer puesto en su categoría.

Tres meses andando, corriendo, nadando y sumando kilómetros para estar ahí. Ahí dónde sólo puede ganar el título de Inspiring Games by Aon una de las ocho empresas que consigue meterse en los primeros puestos del ranking general.

Viernes 21 de junio, 3.00 de la tarde, instalaciones del complejo deportivo el RACE, mucha ilusión y los nervios a flor de piel. Comienzan a brillar los distintos colores que identifican a cada una de las empresas que van a participar esta tarde en las categorías de fútbol 7 y pádel masculino, femenino y mixto.

La jornada transcurre entre vitoreos, celebraciones y aplausos por parte de aquellos que han ido a animar a sus representantes, pero el cansancio y el sol no dan tregua a los equipos que, poco a poco, comienzan a notar esas primeras secuelas que dejan a algunos equipos fuera de la tabla de clasificación.

En fútbol 7 la cosa estuvo reñida hasta la final entre Metro de Madrid e Hijos de Rivera que transcurrió muy igualada hasta el último minuto en el que Hijos de Rivera marcó el segundo gol que les otorgó la victoria.

En pádel femenino, las finalistas BBVA y Banco Sabadell, repetían experiencia. Como amigas y compañeras de pádel fuera del Torneo, el partido estuvo de lo más reñido y finalmente fueron BBVA las que se situaron primeras en la tabla, seguidas por Sabadell y Metro de Madrid.

En el pádel masculino y mixto volvieron a tomar protagonismo Metro de Madrid e Hijos de Rivera en los puestos de clasificación, sin embargo, el primer puesto de mixtos fue para Haya Real Estate y el segundo de masculino para la empresa Idealista, que, de esta manera, consiguen llevarse un título a casa.

Otros equipos como Hotel Atelier y Qipert fueron un ejemplo de compañerismo y buen rollo, ya que a pesar de no subir al podiúm en ninguna categoría, no perdieron en ningún instante la sonrisa y los halagos hacía sus compañeros de otros compañías.

La jornada también estuvo marcada por el buen ambiente, el fair play y las ganas que tenían los asistentes de pasar un rato divertido mientras practicaban deporte. Una master class de pilates y una carpa de fisioterapia pusieron la nota relajante a esta jornada que, sobre todas las cosas, tiene un objetivo solidario a través de la Fundación Aon: La inclusión social de personas con distintas capacidades a través del deporte, gracias a la Fundación Deporte & Desafío.